10 razones para usar GNU/Linux

Logo de Linux - 10 razones para usar GNU/Linux - Software libreSi todavía no has probado GNU/Linux, no sabes lo que te pierdes. Aquí te daré 10 razones para usar GNU/Linux y para conocer el software libre por tu seguridad y privacidad.

En GNU/Linux el límite lo pones tú

GNU/Linux es un conjunto de sistemas operativos formados por el sistema operativo GNU de Richard Stallman y el kernel Linux de Linus Torvald. Al ser un software libre, los sistemas GNU/Linux permite a desarrolladores y usuarios crear y usar programas que respetan nuestra libertad, nuestra privacidad y que están enfocadas en nuestras necesidades reales.

En esta entrada quisiera explicar y justificar 10 razones para usar GNU/Linux si eres un usuario medio de Windows o Mac. Si te has planteado los graves problemas de privacidad y falta de ética de ambos sistemas operativos, es un buen momento para conocer algo diferente.

1) GNU/Linux es software libre

Los sistemas GNU/Linux son software libre. Esto significa que respetan las cuatro libertades del usuario propuestas por la licencia GNU GPL. Cualquier usuario es libre de ver, estudiar, investigar y adaptar el código y de usarlo, modificarlo y compartir sus versiones modificadas.

El software libre, cuando se licencia con la GNU GPL, tiene un carácter viral; pues cualquier mejora o contribución particular sobre un sistema o programa beneficia a toda la comunidad.

En lo tocante al usuario, que GNU/Linux sea software libre implica una mayor libertad, privacidad y seguridad. A desemejanza de Windows o Mac, el usuario de GNU/Linux sí puede saber qué hace el sistema por dentro.

Todo ello desemboca en una serie de argumentos éticos que cabe analizar.

2) GNU/Linux es fácil de usar

Hace una década era difícil instalar y manejar una distribución GNU/Linux. Hoy, por el contrario, existen distribuciones bellas, optimizadas y fáciles para usuarios novatos. Al igual que en Windows o Mac, cualquier persona con conocimientos básicos puede configurar su sistema, instalar programas y realizar sus tareas diarias. A lo largo de los años, las distintas distribuciones y sus respectivas personalizaciones han mejorado la experiencia general de escritorio y pulido la interfaz del usuario.

Una vez se le coge el tranquillo a GNU/Linux, llega a ser más fácil de usar que Windows o Mac. Y no sólo eso. En los sistemas privativos, el usuario apenas tiene control sobre el entorno gráfico y poco más. En GNU/Linux, todo el sistema te obedece a ti, presenta una personalización completa y siempre tendrás a tu disposición la consola de comandos —que debería llamarse «consola de órdenes» en español— para dar órdenes complejas y ahorrar tiempo.

La mala fama de que es un sistema para expertos ya no se sostiene. Si bien, parte de la culpa de esta creencia radica en que muchos desarrolladores y entusiastas de GNU/Linux parecen disfrutar complicando la manera de hacer las cosas y de presentarlas para darse a sí mismos un toque intelectual y esotérico.

3) GNU/Linux es (o suele ser) gratis

En nuestra sociedad, donde prima la inmediatez y lo gratuito, GNU/Linux destaca sobre Windows y Mac en que no tienes pagar ninguna licencia para usarlo. Esto podría parecer insignificable ante la existencia de versiones piratas de Windows y de programas como Microsoft Office, pero la diferencia está en que, en este caso, no se comete una ilegalidad ni se fomenta el monopolio casi esclavista de estas empresas.

Y, a distinción de ambos, si por un casual pudieses obtener una licencia gratuita de Windows o Mac, no por ello tendrías un pleno control de tu informática y privacidad. Las redes sociales son un ejemplo de plataformas gratuitas que se lucran a costa de nuestros datos personales. La mayoría de las GNU/Linux son gratis y lo que es más importante: no espía, vigilan ni explotan a usuarios con fines comerciales.

Alta seguridad de GNU⁄Linux - Privacidad del usuarioEntre las 10 razones para usar GNU/Linux está su alta seguridad y privacidad de cara al usuario.

4) Alta seguridad

Los sistemas GNU/Linux son los reyes indiscutibles de los servidores de todo el mundo. Esto, unido a su magnífica gestión de los permisos y de los programas en ejecución, significa que son sistemas optimizados para resistir ataques continuos y que brindan capas de seguridad extra frente a sistemas privativos enfocados únicamente en el usuario.

GNU/Linux no es inmune a todo ni es un sistema perfecto. En informática no existe la perfección. Sin embargo, su seguridad es muy alta, y el riesgo de virus y otro tipo de malware son escasos. Y si uno está preocupado, existen antivirus libres —como ClamTk— que mejoran todavía más la seguridad y sin la necesidad de licencias, cracks que exponen tu privacidad ni de bajadas de rendimiento.

5) Alta personalización

Mientras que Windows o Mac imponen un diseño de marca, en GNU/Linux existen diversos entornos de escritorio a gusto del consumidor. Si no te gusta ningún entorno de escritorio en particular, puede reemplazarlo. Aunque unos son más configurables y personalizables que otros, todos se adaptan a las preferencias del usuario. Para mi gusto, KDE Plasma es el mejor entorno de escritorio para GNU/Linux y uno capaz de ensombrecer al de Windows y Mac por su capacidad de personalización abrumadora.

Asimismo, un punto importancia radica en que las actualizaciones son opcionales y en caliente, es decir, en GNU/Linux nadie te fastidia en mitad de una tarea ni hay que reiniciar el equipo durante o después de una actualización.

6) Sin obsolescencia programada

Los sistemas privativos sólo tienen interés en ganar dinero, no tienen ningún tipo de ética social ni buscan ayudar a la comunidad. Por ello, no tienen reparos en lanzar sistemas mal optimizados para ordenadores antiguos o incluso en inflar las características necesarias para alentar la compra de nuevos equipos.

GNU/Linux consume bastante menos recursos que Windows y Mac. Y, en concreto, aquellas distribuciones pensadas para ordenadores antiguos permiten realizar tareas cotidianas con apenas un Pentium III y 512 MB de RAM.

7) Alta compatibilidad con hardware moderno

Hace años, hacer funcionar una impresora era un quebradero de cabeza. Ahora, en cambio, se puede conectar un mando de la PS4 o de la XBOX a un sistema GNU/Linux y tenerlo funcionando en segundos. La mayoría de las distribuciones son compatibles con hardware moderno. Si bien, en caso de que esto sea una necesidad imperiosa, debe buscar específicamente una distribución orientada al usuario multitarea o jugador (gaming). Por mi parte, recomiendo encarecidamente KDE NEON porque cuenta con todas las ventajas de Ubuntu en cuando a soporte y compatibilidad y ninguna de sus desventajas. Otras opciones serían Kubuntu —un sabor oficial de Ubuntu— o las derivadas de Arch Linux.

Pingüino de Linux indioEl pingüino de Linux es un jugón. Entre las 10 razones para usar GNU/Linux está la de poder de disfrutar de cada vez más videojuegos sin depender de Windows o consolas.

8) ¡Puedes jugar a videojuegos!

Justo al contrario que hace una década, los sistemas GNU/Linux constituyen hoy una herramienta fantástica e igual de adecuada para jugar a videojuegos. Cabe recordar que servicios como Google Stadia, y otros en la nube, funcionan con GNU/Linux.

En GNU/Linux pueden jugarse miles de juegos nativos y emulados, tanto desarrollados para Windows como de otras plataformas. Poco a poco, conforme el número de usuarios crece, el catálogo de juegos nativos van incluyendo no sólo juegos indies sino también juegos triple A. Jugar y descargar juegos para GNU/Linux nunca ha sido tan fácil.

9) Alta cantidad y calidad de software

Hoy en día, existen decenas de miles de programas para GNU/Linux que permiten hacer más del 95% de las tareas que uno haría en Windows o Mac. Para dar el salto sólo se requiere considerar dos puntos:

  1. Tendrás que aprender y acostumbrarte a usar software alternativo (LibreOffice por Microsoft Office; Gimp por Phostoshop; LibreCAD por AutoCAD, etc.) y sus formatos libres para evitar la dependencia y los errores derivados por los formatos cerrados de los programas privativos.
  2. Tendrás que aprender a hacer las cosas de otra manera. Por ejemplo, aunque pueden descargarse programas desde la web de sus autores para GNU/Linux —formato Appimage— como se haría para Windows o Mac, la manera más común y recomendable es descargar programas desde los repositorios de la propia distribución que se utilice. De esta manera se asegura una compatibilidad completa y se mejora el rendimiento.

En general, conocer los programas libres y usarlos sólo suele costar los primeros días. Si se tiene ganas de aprender y de salir de la zona de confort, luego quedarás muy satisfecho.

Todavía pulula el mito de que el software libre es inferior en calidad a pesar de la evidencia de casos como VLC —el reproductor líder en todo el mundo—, Firefox, Audacity o MKVToolnix. Y mucho más.

10) En GNU/Linux existe una comunidad envidiable

Otros sistemas cuentan con soporte empresarial que pueden o no atenderte. aunque en GNU/Linux también puedes pagar y contratar soporte técnico, existe una amplísima comunidad dispuesta a ayudarte en todo lo que necesites. Mientras mantengas una actitud cordial y ganas de aprender, otros usuarios y desarrolladores no dudarán en echarte un cable.

Así pues, no te lo pienses. Si quieres conocer un sistema libre, de alta seguridad y privacidad, no dudes en adentrarte en GNU/Linux. Por mi parte, recomiendo la distribución KDE NEON —o Ubuntu en su defecto— para tener un sistema fácil de usar y muy elegante.

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)

17 − 6 =