Goldendict: El gestor de diccionarios definitivo

El guardián de los cristales - Logo de GoldendictLogo de Goldendict, gestor de diccionarios libre y multiplataforma.

Introducción

Hoy en día contamos con múltiples programas, aplicaciones móviles o servicios que nos permiten consultar el significado de una palabra o una traducción. Enumerarlos sería una tarea interminable, pasando por el conocido Google Translate hasta la aplicación móvil de la RAE, la cual debe comprarse para acceder al DRAE sin conexión a internet.

Todos estos programas o servicios comparten uno o varios puntos en común: requieren conexión a internet, tienen un costo, sólo se pueden usar para un determinado sistema operativo o son software privativo, es decir, no conocemos su código ni podemos usarlos ni manipularlos más allá de como nos imponga una licencia de uso tremendamente restringida que, a menudo, incluso se sale de la legislación vigente.

Cuando uno necesita —o le resulta útil— utilizar las nuevas tecnologías para facilitar sus tareas docentes o de escritura (escritores, periodistas, etc.) se percata rápidamente de que, entre unos y otros programas y empresas, nos coartan la libertad de poder emplear los medios más cómodos y convenientes. En respuesta a este obstáculo sufrido por profesores, literatos y amantes de las letras llega Goldendict.

Captura de pantalla del programa Goldendict en mi sistema KDE NEON. La traducción al español que aparece la he corregido y mejorado yo mismo. Envié esta traducción al autor hace meses, pero todavía no la ha incorporado al programa.

¿Qué es Goldendict?

Goldendict es un gestor de diccionarios multiplataforma (GNU/Linux, Windows, MAC y Android), un programa creado para buscar significados de palabras y traducciones mediante bases de datos asociadas en datos locales y a través de servidores en la red. Su licencia de uso es la GNU GLP, por tanto, se trata de una herramienta poderosa que, además, abandera la filosofía del software libre.

Su funcionamiento es muy sencillo. Sólo debe descargarlo para su sistema operativo o distribución GNU/Linux y seleccionar una carpeta en donde usted introducirá diccionarios (bases de datos) para que Goldendict los cargue. Ante cualquier duda, basta con ojear las instrucciones que aparecen en la página web del proyecto.

La gran ventaja de Goldendict reside en su versatilidad; pues permite cargar casi todos los formatos posibles de diccionario. Tales diccionarios pueden descargarse de internet en distintos lugares. Esto puede suponer una infracción de Derechos de Autor según el caso.

Ocurre en muchas ocasiones que las empresas venden un diccionario inserto en un programa, lo cual implica limitar nuestra libertad además de ocupar un espacio innecesario en el disco duro. Uno se enfrenta al hecho de que, incluso cuando paga legalmente por un diccionario, la empresa de turno le impide usarlo como quisiera.

Por ejemplo, lo único que me había impedido hasta años recientes una «mudanza completa» hacia un sistema GNU/Linux libre era la imposibilidad de tener acceso a tales diccionarios sin software privativo. Desde hace un tiempo puedo, por fin, realizar todas mis labores intelectuales sin depender de pagos o licencias de uso abusivas.

En consecuencia, Goldendict es una respuesta ética ante la frustración causada por las políticas empresariales en nuestro mundo actual. Por ello, los invito a todos a conocerlo y contribuyan si les gusta. Para que el programa les resulte de utilidad, les obsequio de camino tres diccionarios de español —o castellano— fundamentales: DRAE, María Moliner y Larousse.

 

Las versiones actuales de Goldendict vienen con la función full-text-search activada por defecto. Esta función, en algunos ordenadores, llega a consumir muchísimos recursos del procesador. Le recomiendo desactivarla en el menú de Preferencias.

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)

10 + 11 =